sol arrugas

6 secretos para que el sol no te quite tu juventud

El sol es imprescindible en nuestra vida. En los días soleados, no solamente sube el nivel de nuestra energía, sino que con la piel bronceada parecemos más sanos y atractivos. Gracias al sol, nuestro organismo recibe vitamina D que tan importante es para nuestros huesos.

Pero el bronceado que tanto deseamos es realmente un mecanismo de defensa de nuestra piel ante la radiación perjudicial UV. La piel produce melanina, que absorbe la radiación ultravioleta. Por exfoliación de epidermis, con un poco tiempo, nuestro bronceado desaparece, pero la influencia dañina en nuestra piel se mantiene.

Has que saber que la exposición al sol de forma intensiva, es más peligrosa de lo que se suele decir, y causa unos efectos totalmente inversos: quemaduras, sequedad, destrucción de las fibras del colágeno, elastina, y en consecuencia, envejecimiento prematuro de la piel, y en el peor de los casos, puede provocar melanoma.

Por eso IUVERAY te presenta 6 secretos con los que puedes disfrutar del verano sin preocuparte por tu piel logrando un bronceado perfecto.

1. Usa siempre la crema protectora y comprueba si tiene filtros UVA y UVB. Diariamente solemos tratar con dos tipos de rayos UV. Los rayos UVA forman el 95 % de toda la radiación, penetran las nubes, los cristales y llegan hasta la piel destruyendo el colágeno, la elastina e incluso el ADN de las células. Los rayos UVB están filtrados por las nubes y no penetran los cristales. Llegan hasta la epidermis provocando el bronceado, pero también son responsables de tumores. La intensidad más grande de estos rayos está entre las 10:00 -15:00 horas.

2. Refuerza tu colágeno y elastina. El colágeno y la elastina forman una rejilla que mantiene tu piel firme y joven. El sol es uno de estos factores que destruye las fibras del colágeno. Se ponen más sensibles, frágiles y viven menos, y en consecuencia, provoca la aparición de las arrugas y de la flacidez. El sol nos envejece, por eso, para mantener tus fibras en buena forma, IUVERAY te recomienda usar el gel de colágeno corporal para el cuidado de tu piel por fuera, y las cápsulas de colágeno para el cuidado desde el interior.

3. Aplica las cremas protectoras antes y durante el baño soleado. Es importante que 20 minutos antes de ir a la playa, te apliques la crema protectora, es el tiempo que se necesita para que se absorba. Luego, ponte la crema cada 2-3 horas. Recuerda que un protector solar a prueba de agua significa sólo que después de pasar 20 minutos en el agua el protector mantiene alrededor del 50℅ su eficacia. Pon siempre una capa adicional del protector solar después de un baño.

4. Hidrata tu piel después del baño soleado. El sol seca la piel y para mantenerla en buen estado, aplica preparaciones hidratantes. Para un mejor resultado te recomendamos que con la piel humedecida, apliques colágeno para el cuerpo, y después de su absorción, ponte tu bálsamo.

5. Bebe zumo de zanahoria. Los carotinoides, que están presentes en las verduras y frutas con colores llamativos como: la zanahoria, el pimiento, los tomates, el mango o las fresas son conocidos por estimular la melanina y gracias a esto, facilitan un bronceado perfecto.

6. Mantén la dieta adecuada. El secreto de un bronceado soleado esta también en la dieta. Consumiendo cada día tomates, disminuyes la sensibilidad de la piel con los rayos UV. Disminuye también el riesgo de padecer melanoma: las espinacas, el pescado, el cacao, el chocolate amargo y el sushi.

Leave a Reply

Para poder ofrecerte la mejor experiencia de navegación quiero avisarte que utilizo cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entiendo que estas de acuerdo. Más info ACEPTAR

Aviso de cookies