Colágeno - ¿qué es? y ¿para que sirve?

¿Qué es el colágeno?

La palabra colágeno proviene del griego y literalmente significa “pegamento que engendra”. Y es lo que muestra la función del colágeno. Es la proteína que pega los elementos celulares llegando a la formación de los tejidos y órganos.

El colágeno es la proteína más importante en el organismo de los vertebrados. Forma el 30% de la masa total de la proteína humana, el 70% de las proteínas de la piel, desde el 30% hasta el 60% de las proteínas de los huesos, y el 99% de las proteínas del globo ocular, también es el componente principal del tejido conjuntivo.

El tejido conjuntivo tiene la asignación de juntar los diferentes tipos de tejidos, asegurar el soporte a los órganos y proteger las partes delicadas del organismo.

Tenemos que dejar de pensar sobre el colágeno como solamente la rejilla de proteína que protege la piel del arrugas, ya que en realidad es una proteína principal del tejido conjuntivo, la cual conecta, junta y da la forma a los órganos. También cumple las funciones de soporte, protección, media la alimentación de las células, y además, tiene propiedades de regeneración para los componentes del organismo.

¿Sabías que…?

Sobre la verdadera edad biológica no decide tu fecha de nacimiento, la cantidad de pelo canoso, el aspecto de los ojos o la postura de tu cuerpo, sino que la forma de tus proteínas, que conectan prácticamente todas las células de tu organismo. Es el colágeno el que forma el reflejo más fiable del potencial biológico de tu organismo. Por eso es tan importante mantener la mejor estructura y eficiencia del colágeno orgánico y también al mismo tejido conjuntico durante toda la vida.

¿Para que sirve el colágeno?

Lo curioso es, que en los fibroblastos, en las células donde se produce y repara el colágeno de los tipos más importantes, es decir, I, II, III, IV y V, la naturaleza ha instalado un reloj biológico que mide el tiempo de nuestra vida. Este mecanismo es tan preciso, que los científicos, examinando una muestra del tejido conjuntivo, pueden indicar la edad del propietario de la célula con un margen de error de menos de un año.

Cuando los procesos de reparación no pueden seguirle el paso a los procesos de degradación de la proteína más importante – empezamos a enfermar, nos sentimos peor, con mal aspecto, nos cansamos más rápido, vemos peor – en fin, envejecemos.

 

 

Más o menos a partir de los 25 años, la piel humana empieza a perder la elasticidad y firmeza, de igual manera que los músculos pierden la fuerza y los huesos el calcio. Todos estos síntomas resultan del progreso de déficit del colágeno disoluble, de lo cual la biosíntesis es con la edad cada vez más floja. El cambio del colágeno en el organismo sigue, a medida que se avanza en la vejez los procesos de degradación empiezan superar los procesos de síntesis, especialmente la síntesis del colágeno disoluble, que asegura a la piel elasticidad y firmeza gracias a la capacidad de juntar agua.

A prácticamente todas las personas, después de alcanzar los 30 años, les empiezan a desparecer las glándulas sudoríparas y sebáceas, y esto lleva al progreso de secado y flacidez de la piel, aparecen las arrugas. Lo que sucede es la consecuencia del aflojamiento de las fibras de la elastina y el colágeno. Los radicales libres, toxinas y enzimas llamadas colagenosas, destruyen las fibras de proteínas, y en el organismo disminuye el nivel de los microelementos y vitaminas que estimulan la producción natural de colágeno por fibroblastos y los condrocitos.

¿Sabias que…?

 A las mujeres que entran en el periodo de menopausia, el nivel de colágeno puede disminuir hasta un 30% durante un solo año.

El tejido conjuntivo tiene una relación estrecha con el intercambio de material biológico y también otro que la proteína. Pues si su vitalidad empeora, cada vez con más intensidad acabaremos notando las consecuencias del esfuerzo, cansancio y enfermedades. A las personas, cuando se les disminuye el nivel del colágeno orgánico (tejido conjuntivo) necesitan más tiempo para regenerarse después de un día agotador, de una convalecencia después de una enfermedad y  cambia también la química del cerebro, lo que influye al estado de ánimo. Lo peor sería que crecería el riesgo de que algunos padecimientos nos acompañarían hasta el fin de la vida.

 

El colágeno y nuestro cuerpo

El colágeno es responsable, entre otras cosas, de la hidratación adecuada la forma de la piel, el globo ocular, el cabello, las uñas y la regeneración permanente de las células de todos los órganos.

La mayoría de los componentes del cuerpo humano se renuevan de la siguiente manera:

  • en el hígado, el colágeno va cambiando constantemente después de 30 días;
  • en el globo ocular – 77 días;
  • en la piel después de 130 -140 días;
  • en las células de la sangre después de 3 meses;
  • en los huesos y articulaciones después de 12 meses;
  • en el sistema nervioso después de 12 meses;
  • en toda la sangre de las mujeres después de 3 años, y de los hombres 4 años.

¿Te gustaría engañar al reloj biológico de tu vida cerrado en millones de las células que producen el colágeno?

Quiero más info Sí, quiero

Para poder ofrecerte la mejor experiencia de navegación quiero avisarte que utilizo cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entiendo que estas de acuerdo. Más info ACEPTAR

Aviso de cookies